SKU: P001.

Camiseta Panenka

23,00

Camiseta 100% algodón peinado orgánico 155 gr.
Serigrafiada con tintas al agua

Certificado: Earth Positive

Guía de tallas y calidades

Limpiar

Antonín Panenka (1948) fue un gran futbolista checoslovaco de los años 70. Aunque de aspecto rudo, ahora sabemos que escondía un poeta en lo más hondo. Durante la Eurocopa de selecciones de 1976, disputada en Yugoslavia, Checoslovaquia llegó contra todo pronóstico a la final, lo que sin duda fue una gran alegría para un país deprimido y hastiado políticamente. La final se disputó en Belgrado y su rival fue la RFA, campeona del mundo en 1974 y plagada de figuras desde la portería hasta la delantera.

El partido acabó 0-0 y después de una prórroga sin goles, se llegó a la tanda de penaltis. Alemania falló su último lanzamiento y, si los checos marcaban, serían campeones. Era el turno de Antonín, que se enfrentaba a la gloria o al fracaso, mientras un estadio mudo y dos países enteros, esperaban el desenlace.

Panenka colocó el balón frente el mítico portero alemán Sepp Maier, el mejor guardameta de la época y uno de los más grandes de toda la historia. Después de una lenta carrera presto a patear, nuestro “poeta” observó como Maier se vencía ligeramente hacia un costado, tomando una rápida y arriesgada decisión: golpear el balón suavemente por el centro imprimiéndole una potencia propia de un jugador alevín. Maier, vencido en el césped, veía con desesperación como el balón le rebasaba y se alojaba en las mallas.

¡¡Checoslovaquia campeona y Antonín al Olimpo de los Dioses!! ¿Y si lo hubiera fallado?

Definitivamente, Panenka fue un equilibrista, un  funambulista sin red, que ese día de 1976 anduvo… unos interminables segundos sobre la cuerda floja.

Modelo

Hombre, Mujer

Talla

XS, S, M, L, XL